Contacto

Contact

Contacto

Doy mi consentimiento en el tratamiento de mis datos personales como su almacenamiento para el soporte y el envío de acuerdo con nuestra política de privacidad. .

Su consentimiento puede ser retirado en cualquier momento enviando un correo electrónico a erp@abas.es Le aseguramos que trataremos esta información de forma estrictamente confidencial y que serán utilizados solamente por ABAS Ibérica y sus partners tecnológicos (Política de confidencialidad).

CAPTCHA
Responda una sencilla pregunta y pruebe que no es un bot de spam
6 + 6 =

¿Por qué debería su empresa industrial cambiar su ERP?

Type
Blog
Region
España

El software ERP desempeña un papel fundamental en la organización de una empresa industrial. Permite la centralización de los datos y la estandarización de los procesos, desde la aceptación del pedido hasta la facturación. Sin embargo, muchas empresas industriales disponen de programas informáticos que no se ajustan a su tamaño o actividad.

En este artículo, nos gustaría mostrarle las razones por las que las empresas (las empresas industriales en particular) necesitan cambiar su sistema ERP.  

¿Cuáles son las razones para un cambio de ERP, industrial o no?

Tiene un sistema ERP generalista o no industrial. En este caso, no le ofrece funcionalidades dedicadas a las actividades industriales y ha tenido que interconectar su ERP con muchas herramientas externas o desarrollar muchas funcionalidades específicas, lo que hace que cada actualización sea compleja y costosa. Ciertamente, los usuarios no están satisfechos con su ERP o son reacios a utilizarlo porque los beneficios son muy pequeños en comparación con el tiempo que se invierte en introducir la información.

Sin embargo, incluso con un ERP industrial, puede ser interesante o incluso imprescindible cambiar de ERP

En primer lugar, si los usuarios están insatisfechos. ¿Por qué es importante?

Simplemente, porque son los primeros en utilizarlo... Y si no están satisfechos, en el mejor de los casos lo utilizarán mal (errores repetitivos), en el caso más probable, es porque el ERP no se adapta a sus necesidades y les hace perder el tiempo

Por ejemplo, si se quejan regularmente de no poder planificar adecuadamente, ver los plazos de entrega reales y/o optimizar los niveles de stock, esto se reflejará en la productividad de la empresa, en la satisfacción de los clientes y, por tanto, en los resultados de su empresa industrial.

Si es porque la herramienta es antigua y/o no es ergonómica, esto dificultará la incorporación de nuevos participantes (errores de procesamiento, larga formación, etc.) y pondrá en peligro su empresa industrial.

Otra razón por la que una empresa industrial debería cambiar de ERP es si su software de ERP industrial no tiene ningún módulo de gestión de proyectos, DMS (gestión de documentos electrónicos), APS, BPM (gestión de procesos empresariales) o configurador de productos. La ausencia de este tipo de herramientas necesarias para la actividad de su SMI le obliga a utilizar herramientas adicionales en paralelo, innumerables archivos Excel, o a solicitar desarrollos especialmente costosos y complejos de mantener (actualizaciones).

Internacionalización de su empresa industrial y ERP

Muchas empresas industriales exportan o tienen fábricas en el extranjero. Si este no es su caso pero desea expandirse internacionalmente en el futuro, su software ERP debe estar hecho para ello. Debe ser capaz de facilitarle el trabajo proporcionándole al menos una herramienta en el idioma y la moneda nacionales, pero también teniendo en cuenta todas las especificidades fiscales del país. También debe permitirle llevar la contabilidad en diferentes países y con funcionalidad multiempresa.

Image
cta-box-internacional-es (1)

 

 

 

 

 

Como hemos dicho, el software ERP es una plataforma central para la mejora continua. La integración de datos es un requisito del software ERP moderno. La solución ERP adecuada puede ayudar a las empresas industriales a conseguir resultados empresariales clave, como la mejora del servicio al cliente, el aumento de la productividad y la mejora de la toma de decisiones. Por eso aconsejamos a nuestros clientes potenciales que empiecen por el principio del viaje del ERP para analizar el estado actual de los procesos y comprender sus limitaciones.

A continuación, la siguiente tarea igualmente crítica es diseñar el "futuro" o estado deseado, para ver cómo la tecnología empresarial integrada puede conectar y mejorar el rendimiento del negocio.